El nagual

Estándar

Esta historia nos la contó una señora del barrio de Huayacán, en Huatabampo, donde dice todavía sucede este misterio.

Una noche de junio hacía mucho calor, así que una familia decidió dormir en el patio de la casa. Como a eso de las dos de la mañana, la mujer abrió los ojos y se encontró con un animal prieto, de grandes orejas y con una trompa pegada al suelo, que se llevaba a su niño de meses, envuelto en unas mantas. La mujer se quedó muda del susto, pero en cuanto pudo despertó al marido y salieron en busca de su niño. Buscaron por medio barrio hasta que lo encontraron tirado al lado de un puente.

Alguien les dijo que el nagual se lo llevó con la esperanza de que el niño le hablara, porque tiene una maldición que lo obliga a ser así de monstruoso. Sólo cuando un inocente le hable, quedará libre. Mientras tanto, niño que encuentra, niño que se lleva.

Leave a Reply