El juego de la viudita

Estándar

En el juego de la viudita, se hace un círculo y una niña, que es la viudita, queda en el centro.

La viudita da vueltas dentro del círculo torteando las manos y cantando:
“Yo soy la viudita del barrio del rey,
me quiero casar y no hallo con quién,
contigo sí,
contigo no,
contigo mi vida me casaré yo.”
Al terminar se tapa los ojos, da vueltas
apuntando con un dedo hacia los niños y canta lo siguiente:
“Me gusta la leche, me gusta el café,
pero más me gustan los ojos de usted.”
A quien señale cuando acabe de cantar
será la nueva viudita.
El juego se termina hasta que todos sean viuditas.

Leave a Reply